A TRAVÉS DE LAS PALABRAS.

Tengo 20 años, y soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la UAB, Barcelona.

Actualmente, experimentadora nata sobre cómo conectar arte, creatividad, comunicación, publicidad y escritura.

viernes, 12 de febrero de 2010

No puedo preguntarte directamente todas las dudas que me invaden.

No entiendo porqué sigo con esto... Tengo miles de dudas, momentos en que juraría que quieres olvidarme, horas en que ni tan siquiera estoy entre la lista de personas que se merecen hablar contigo cuando, escondido, estás detrás de esta pantalla. No me mientas, no me digas que esas frases son por mí, no me digas que todo es mío. No me hagas creerlo. ¿Me utilizas? Quizá. Llevo tiempo investigando esa posibilidad. Estás muy lejos y tienes tu propia vida, no me digas que estoy en ella si te rodean otras chicas, y tus suspiros son sólo por y para ellas. No me regales flores que no puedes pagar. Sólo quiero la verdad y no me importa la que sea, pero para ya esta sensación de sentirme utilizada... por no sé ya cuál vez en mi vida.

Llegamos a estar mal por insinuarte mi desconfianza. Y tus palabras fueron rápidas: Pregunta y te contestaré sin indirectas, segundos significados ni espacios en blanco. Lo intenté, pero no conseguí más que alimentar el fuego de mis dudas.

¿Entonces? No puedo condenarnos a las horas de conversaciones con preguntas que no acaban, una tras otra, preguntas quizá para ti absurdas pero que en mí no crean más que incertidumbre y dolor. Sencillamente, no puedo llevarte a resolver todos mis pensamientos sin que eso comporte el perdernos.

2 comentarios:

  1. con las palabras nos conocemos, nos construimos y nos reinventamos...sigue así...:)

    ResponderEliminar