A TRAVÉS DE LAS PALABRAS.

Tengo 20 años, y soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la UAB, Barcelona.

Actualmente, experimentadora nata sobre cómo conectar arte, creatividad, comunicación, publicidad y escritura.

lunes, 15 de febrero de 2010

Valentine's Day


¿Sabes? Pensé en crear nuestra historia.

La canción del móvil se oyó por toda la casa, vacía y para mí, haciéndome saber desde el otro extremo que me llegaba tu llamada. No podía ser otra persona en un día cómo hoy, y tratándose de nuestra hora.

Tenía que volver a arreglarme el pelo, pues desde que me lo había secado había perdido ya su forma. Nerviosa, corrí de un lado para otro y atravesé el pasillo una y otra vez. Usé y recogí el secador, me aseguré de que mi ropa siguiera perfecta, me preparé el bolso y miré la hora una y otra vez. No quería llegar tarde. Salí de casa con manos nerviosas que a duras penas me dejaron echar la cerradura de la puerta.

Era San Valentín, e íbamos a vernos. Tenía el miedo y la ilusión de que algo especial debía pasar, los dos sentíamos con extraña fuerza. Aunque esa “energía” estuviera prohibido llamarla amor.

Todos aquellos que me vieron por la calle se detuvieron a observar mi andar. Era rápido, descontrolado, nervioso y lleno de ilusión y dudas. De esa forma, no tardé en llegar a aquel parque… que nunca hemos tenido como nuestro. Me senté en el banco dónde jamás vivimos nuestros recuerdos, a esperar.
A partir de ese instante, el concepto del tiempo ya no me iba a servir de nada, estaba dispuesta a dejar caer la noche si fuera necesario. Lo que fuera para poder abrazarte. No quería más. Sólo sentirte, tenerte… dar a mis manos y a mi cuerpo entero la oportunidad de que dejaras de ser viento, el viento huidizo entre las manos, imposible de atrapar.

El frío del final de la tarde me absorbió por completo. La ropa dejó de protegerme, la tela la atravesaba fácilmente la baja temperatura.

En esa situación esperé, tal vez demasiados minutos, tal vez horas. Sorda por el silbido del viento, cegada por las lágrimas que asomaban a mis ojos, quizá muestra de tristeza, quizá consecuencia del excesivo frío. Inmóvil e incapaz de articular sonido. Paciente.
Pero había un detalle que en mi meticuloso salir de casa había olvidado. El móvil permanecía sobre mi cama, con la llamada perdida parpadeando aún, esperando ser vista. Sólo la había oído.

(...)

"Otra historia más que llena mi vacío, con ilusiones, con ese viento imposible de atrapar. Aunque al fin y al cabo tampoco tiene demasiado sentido. Cuando sonó mi móvil ya sabía que no eras tú, habíamos acordado un tiempo para pensar. Pero decidí creerme mi mentira. Sólo fue alguien anónimo que se equivocó al marcar."

(...)

Y hoy es San Valentín. Un domingo monótono y roto por mis confusiones. Sintiendo que vivo en un caso aparte, sin nada que deba celebrarse. Pero consumiéndome en silencio.

¿Corazones de arena? Quizá algún día. Prefiero imágenes con mi música, mi piano y mis partituras, mis recuerdos… mis detalles y mis objetos con significado. De aquello que puedo ver y tocar… aquello que puede transmitirme algo al rozarlo, y rozarlo siempre que quiera. Aunque sean sólo eso, imágenes. Los pensamientos seguirán volando independientes, y empieza a preocuparme durante cuánto tiempo sus alas pueden tardar en volverse débiles. Y caer, y dejarme respirar.


5 comentarios:

  1. vaya, está muy bien :) transmites los sentimientos de una manera increíble, sigue así ^^

    si tienes un ratito pásate por mi blog: http://memoriesofavampireteenager.blogspot.com

    Un saludoo!

    ResponderEliminar
  2. holaa sooy marina el otro dia me dejaste un comentario te pongoo en seguidoores un besiito

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la historia. Tienes un 'algo' especial, que te hace expresarte muy bien, que me hace sentir tu sufrimiento.
    Tenemos mucho en común, pues yo también he sufrido y sigo sufriendo aún por todo, pero especialmente por mi felicidad, que en su día llegó a ser nula.
    Un beso y un abrazo enorme.
    Pd: te pongo en seguidores ^^

    ResponderEliminar
  4. Esta historia tiene algo especial que no sé transmitir...
    Me ha gustado mucho la verdad. Para unos San Valentín es la época más feliz del año y para otros pues un día para la nostalgia, recuerdos y para pensar en nuestra "soledad".
    ¡Pero no pasa nada! Mejores días vendrán.
    ¡Un abrazo! Y sigue así.

    ResponderEliminar
  5. Ainoa: Me agrada. Escribes muy bien. Tienes mucho sentimiento. No decaigas y sigue adelante. Verás...entre ya en más de un blog mientras buscaba el tuyo y me alegra ver que hay jóvenes en búsqueda de su verdad interior, compartiendo los "abalorios" de su alma. Cómo fue que me encontraste en este increíble mundo de los blogs? Yo también arranqué hace poco y uno "se abre camino al andar". Vivo en San Luis, Argentina. Son las 2.58 am del 26 de febrero de 2010 y he sentido una ráfaga de felicidad compartiendo tus letras.
    Intenta reunirlo todo en un libro. Puedes anillarlo y no necesitas gastar demasiado.
    Gracias y que sigan tus éxitos!

    ResponderEliminar