A TRAVÉS DE LAS PALABRAS.

Tengo 20 años, y soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la UAB, Barcelona.

Actualmente, experimentadora nata sobre cómo conectar arte, creatividad, comunicación, publicidad y escritura.

domingo, 8 de agosto de 2010

Encerrada.

Necesito poner freno a mis pensamientos.
Nunca se han caracterizado por su silencio, pero han llegado demasiado lejos. Me he convertido en un cuerpo vagabundo, dominado por una fuerza leve que lo guía al caminar. Mis ojos, antes marrones, se han vuelto grises. Como sin hambre, hablo sin fuerza y soy incapaz de dormir. Quizá sea eso lo que más me molesta, al fin y al cabo. Y es que en el techo que queda sobre mi cama no hay espacio para un dibujo más, y me preocupa no saber en qué alternativa refugiarme ahora durante tantas horas de oscuridad.

Que alguien tienda sábanas blancas en mi jardín.

1 comentario:

  1. "en el techo que queda sobre mi cama no hay espacio para un dibujo más." Hermosa frase esa *-*!
    Supongo que es típico de gente que escribe, (o escribimos) pensar las cosas más de la cuenta y de pronto hundirnos en malos pensamientos. Así como también gozamos intensamente las cosas buenas de la vida.
    Así que creo que es hora de dejar de mirar al techo, para mirar al cielo y caminar sin pensarlo hacia el sol radiante.
    Un abrazo, y un suspiro hacia tus luminosas palabras.-

    ResponderEliminar