A TRAVÉS DE LAS PALABRAS.

Tengo 20 años, y soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la UAB, Barcelona.

Actualmente, experimentadora nata sobre cómo conectar arte, creatividad, comunicación, publicidad y escritura.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Etiquetas.

Me gusta la cocina de mi casa, de hecho, parece sacada de una esas revistas de interiores. El suelo es de madera, y los muebles, y hasta esa estrecha estantería que queda sobre el tramo final de mármol. Recuerdo cómo de pequeña no podía llegar a ella para darle a mi madre los botes de cristal. Son del tamaño del bote de mermelada, aunque lo que siempre he visto que guardaran ha sido todo tipo de especias. Mi madre, cuando cocina, se retira unos pasos del mármol, alza la vista y recorre con su mirada todas y cada una de las etiquetas que identifican el interior de los doce recipientes. Es la única manera de que no eche tomillo en lo que pretende ser un postre.














Hoy no tenemos orégano en casa. Ayer por la tarde mi mente distraída hizo que ese bote resbalara de mis manos. Cayó en el límite del mármol, como un balancín que se sujeta sobre medio cuerpo. Sólo que en este caso no llegó a sujetarse. Impactó contra el borde y estalló en mil cuchillos de cristal, una gran parte de los cuales superaron rápidamente la distancia hasta el suelo. Uno quedó clavado en mi pie. Fue un dolor insoportable y, tras la visita a urgencias, una noche de pesadillas. Hoy no queda rastro de orégano ni de cristal. Pero la etiqueta que con mis trazos indica el nombre de aquello que se ha perdido sigue ahí, intacta.


(A.M.)

1 comentario:

  1. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes munekitacat@hotmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar