A TRAVÉS DE LAS PALABRAS.

Tengo 20 años, y soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la UAB, Barcelona.

Actualmente, experimentadora nata sobre cómo conectar arte, creatividad, comunicación, publicidad y escritura.

jueves, 17 de febrero de 2011

Y si la única opción es la imposible.

No puedo dormir, es horrible. Me estiro en la cama y cierro los ojos, pero mis pensamientos son una niña pequeña que acaba de aprender a andar. Los párpados, sellados con fuerza, empiezan a llorar. Se mojan las pestañas, se moja la cara, se moja el cuello y mis manos en un intento desesperado de detener la tormenta. Empapo mi cuerpo a partir de ellas, y abro los ojos, a la fuerza, para incorporarme y poder dejar de ahogarme en mi propia ansiedad. Me siento en la cama, y todo mi cuerpo se sacude. Enciendo la luz, busco un libro, intento calmarme y concentrarme en sus letras borrosas; con cuidado para no derramar sobre él la prueba del delito. Con los sollozos silenciados, vuelvo a cerrarlo y le doy una segunda oportunidad a mi almohada. Pero el proceso vuelve a empezar.

Y el despertar es aún peor. Mi conciencia vuelve de repente, asustada por una pesadilla que ni siquiera voy a recordar, y durante el primer minuto mis pensamientos ya inician una frenética carrera hacia la parte más externa de mi interior. Todavía no me he incorporado y ya he dejado caer las primeras e inconscientes lágrimas de este día.
Así, dejando gotas saladas en el suelo de esta casa como piedras que han de enseñarme el camino de vuelta, desayuno, me visto e intento convencerme de que he de dejar de llorar para poder salir a la realidad. Y corro, porqué llego tarde, con los ojos hinchados por noches que no sirven para nada, con un nudo en el estómago que parece engullirme por dentro. Mareada por la falta de sueño y con la cabeza que ni la siento, paso el día escondiéndome, llorando, calmándome rápida y falsamente, sonriendo, maquillándome, corriendo, llorando y lavándome la cara. Y se acerca la noche de nuevo…


No será tu primer beso.
La fuerte pasión nos ha destrozado.
Esto va a doler muchísimo y demasiado tiempo.

(Hasta pronto).

2 comentarios:

  1. mis únicas palabras:
    WOW.
    "con cuidado para no derramar sobre él la prueba del delito."
    Sin palabras, una obra de arte.
    Te quiero y sigue subiendo estas maravillas.
    BMC

    ResponderEliminar
  2. ME ENCANTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! *-*
    lo se xd comentario tardio, pero en serio D: es lo qe siento dia a dia D:

    ResponderEliminar