A TRAVÉS DE LAS PALABRAS.

Tengo 20 años, y soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la UAB, Barcelona.

Actualmente, experimentadora nata sobre cómo conectar arte, creatividad, comunicación, publicidad y escritura.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Dos cajas por desembalar.

Eran las diez de la noche de un viernes cualquiera, i el sofá marrón, desgastado y pequeño, quedaba hundido bajo nuestro peso. La pequeña televisión antigua no encajaba en el conjunto, situada como estaba sobre el gris reluciente del reproductor de DVD. Una delgada lámpara de pie, de luz amarilla, era la única lumbre que habíamos dejado esa noche encendida. Y detrás del sofá, quedaba la puerta que comunicaba con la realidad.
Vivíamos allí desde hacía apenas unos meses, y aún quedaban dos viejas cajas por desembalar en la habitación inservible. No recordábamos que quedaba allí, pero fuera lo que fuese, hasta ahora no lo habíamos necesitado.
Recuerdo el momento en que decidimos venir aquí. No era ningún palacio, y se acercaba a aquellas viviendas acogedoras y amarillas de las películas americanas. Allí siempre vivía una pareja que aún no había consumido la intensidad de su relación. Se trataba de una relación de esas que, según dicen, tiene reflejos de lo que fue la adolescente. Aunque yo nunca llegué a vivir esa locura.


Esa noche nos decidimos por una película tranquila, ni de acción, ni de humor, ni de miedo. Quizá podía clasificarse como romántica.
Una vez colocados frente al extraño conjunto, pensamos en acompañar con dulces y chocolates el par de horas que teníamos por delante. Entonces ella se levantó y fue hasta la cocina. Regresó al poco con un gran cuenco, lleno de papeles de colores hirientes a la vista, y volvió a sentarse en el lado izquierdo del viejo sofá. La película empezó.





Pasó una hora y media de silencio, roto únicamente por el retumbar de la voz proveniente de la absurda caja negra. Ella no hablaba y yo era incapaz de desviar la mirada hacia un punto diferente de oscuridad. Incluso creí oír a los vecinos, en el rellano, decir que no estábamos en casa.
La trama de la grabación seguía avanzando y cuando apenas debían quedar quince minutos, noté su movimiento inquieto a mi lado. Fue un movimiento brusco que me sacó de mi ensimismamiento, pero que continuó sin llevarme a mirarla a los ojos. Tenían algo que me hacía bajar los míos.


Sus manos empezaron a moverse nerviosas por su pelo, podía notarlo aunque no la observara. Ese espacio que quedaba entre nosotros fue haciéndose pequeño, y en cuestión de segundos noté su respiración en mi pecho. Estaba apoyada suavemente en mi y, entonces sí, decidí atravesar sus ojos. Esta vez fue ella quien bajó la mirada, justo antes de regresar su concentración a la pantalla.
Cuando la cinta se detuvo, su mirada perdida no logró ver el final, y mis manos se habían perdido entre su pelo.

8 comentarios:

  1. Me encanta tu blog, escribes muy bien :D me pasaré mucho por aquí, sigue así y suerte, ;)

    ResponderEliminar
  2. me encanto la foto de la mama cn los calcetines :) es muy significativa xd
    weno te dejo aqui mi link para q t pacs...
    http://mimalditodon.blogspot.com
    estoi recoen empezando la historia.. y tengo solo 1 cap, pero seria dm bkn q te pases...:D
    bueno eso, besoos

    ResponderEliminar
  3. He leìdo un poco de tus textos, y me encanta notar que eres amante de la sutileza. Me pediste que te leyera, y creo que no quedarè defraudado. Un saludo desde el ocaso...

    ResponderEliminar
  4. Gracias por pasarte por mi blog, hay "personajes distintos" igual que tú.....tenéis iniciativa propia, y os motiváis ante la vida...pasate por aquí http://www.dnco.blogspot.com/ , me da que tenéis muchas cosas en común, saludos!

    ResponderEliminar
  5. Me gustan tus textos, y la foto de fondo..
    Gracias por pasarte
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  6. Hola, Ainoa

    Apenas he tenido tiempo de ver como se merece tu Blog, ya que tu comentario me pilló por sorpresa -una feliz sorpresa, por cierto:D-, y no tenía pensado comentar aún en ningún Blog nio nada. Lo poco que he visto me ha gustado mucho. Tu blog me ha parecido sicero, emotivo e intenso. Prometo inspeccionarlo a fondo este fin de semana, ya que termino los exámenes este viernes. Un abrazo muy fuerte,

    JaviPotter

    P.D.: me ha gustado esta entrada :)

    ResponderEliminar
  7. Hola, gracias por pasarte por mi blog, amapola ya me puso al corriente. Encantado de conocerte y encantado de ver tenerte por mis sueños.

    Un abrazo desde los sueños.

    Dn.

    ResponderEliminar
  8. Um... me he quedado intrigada... ¿Qué eran los papelitos de colores?xD

    Y um... se ha muerto o se ha dormido?

    esque es tarde y tengo falta de sueño. jaja.

    un besito ^^

    ResponderEliminar