A TRAVÉS DE LAS PALABRAS.

Tengo 20 años, y soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la UAB, Barcelona.

Actualmente, experimentadora nata sobre cómo conectar arte, creatividad, comunicación, publicidad y escritura.

sábado, 6 de noviembre de 2010

53.

No, no y no. Nada puede estropearse ahora. Nunca os forméis una personalidad débil.


Aunque ciertamente ahora detecto mi problema, y es que confundo enfado con dolor. Cuando la voz es demasiado suave, corre el riesgo de que a larga se convierta en un silbido molesto a la atención. Una atención demasiado básica, incapaz de superar la barrera del horizonte para entender algo más. Una mirada que ve sin una mente que relaciona.
Y así, mis gritos se convierten en lágrimas interiores carentes de tiempo para elevar la voz. No pretendas mucho más que ser una pobre sombra que ya se cansará de ir por delante a la multitud.



Debería ser más fuerte, proponérmelo de veras. Agradar a todos sigue siendo idiota si eres capaz de ver las nubes del cielo y no piensas renunciar a ese privilegio. Debería contestar, decir lo que pienso aunque ofenda, dejar de procesarlo todo en una capa superficial que acaba encontrando poros por los que adentrarse. Responder a los reproches, y atacar a las indirectas.


Debería proponérmelo de veras, porqué no pienso traicionarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario